Debes iniciar sesión para añadir este producto al carrito.

HIBITANE 5 MG/5 MG 20 COMPRIMIDOS PARA CHUPAR (SABOR LIMON)

7,74 

HIBITANE 5 MG/5 MG 20 COMPRIMIDOS PARA CHUPAR (SABOR LIMON)

EAN: 665066 SKU: 665066 Categorías: ,

Descripción

Asociación de antiséptico de amplio espectro (clorhexidina) y anestésico local tipo éster (benzocaína).

– Alivio sintomático de infecciones leves de boca y garganta que cursan con dolor, tales como: [FARINGITIS], [LARINGITIS], [AFONIA], [GINGIVITIS], [ESTOMATITIS], [AFTAS ORALES].

– Adultos: 1 comprimido cuando sea necesario, dejando transcurrir al menos 2 horas entre tomas. Dosis máxima: 8 comprimidos al día – Niños mayores de 6 años:  la misma dosis que el adulto. – Niños menores de 6 años: No se recomieda su uso. En caso de agravación o persistencia de los síntomas durante más de 2 días, o si éstos van acompañados de fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, se evaluará la situación clínica.

Debido a la presencia de benzocaína, interfiere con:

– Inhibidores de la colinesterasa: inhiben el metabolismo del anestésico local, con el riesgo de mayor toxicidad sistémica.

– Sulfamidas: los metabolitos de la benzocaína pueden antagonizar la actividad antibacteriana de las sulfamidas.

Los efectos adversos son, en general, leves y transitorios. Los más característicos son:

-Ocasionalmente, coloración parda en los dientes, empastes, dentaduras postizas y otros aparatos bucales y la lengua. La coloración de la lengua desaparece espontáneamente y no es peligrosa. La coloración de los dientes no es permanente, puede eliminarse por limpieza bucal. La coloración de empastes sí puede ser permanente.

– Al iniciar el tratamiento pueden aparecer alteraciones pasajeras del gusto y sensación de quemazón bucal.

– Aumento del sarro.

– Se han descrito casos raros de irritación bucal por lesiones descamativas, en ocasiones dolorosas (sobre todo en niños entre 10 y 18 años), que suele ser pasajera, e irritación de la punta de la lengua.

– También en raras ocasiones reacciones locales alérgicas que, en ocasiones, se presentaron acompañadas de congestión nasal, picor, rash cutáneo.

– Escozor, picor, hinchazón o enrojecimiento dentro de la boca o alrededor de ella.

Las reacciones adversas que pueden surgir por la presencia de benzocaína se deben a una dosificación excesiva o a la absorción rápida, así como a la idiosincrasia del enfermo, e incluyen sensibilización por contacto y angioedema (por reacción alérgica o dermatitis de contacto).

– No se recomienda la administración en niños menores de 3 años (comprimidos normales y forte menta) o de 6 años (comprimidos forte sabor naranja).

– Los comprimidos no deben masticarse ni tragarse, ya que su acción es local.

– Puede colorear de forma permanente los empastes si la superficie o sus márgenes son rugosos.

– Mantener una adecuada higiene bucal, con pasta de dientes especial antisarro, para reducir el acúmulo antisarro y la coloraración ocasionada por la clorhexidina.

A las dosis propuestas, es difícil que se produzca un cuadro de sobredosificación.

– Síntomas: debido a la clorhexidina, sobre todo en niños, síntomas de intoxicación alcohólica (habla balbuceante, adormecimiento o marcha tambaleante). Síntomas debidos a benzocaína: estimulación del SNC (síntomas son visión borrosa o doble, mareos, convulsiones, tintineos de oídos, excitación), seguida de depresión del SNC (somnolencia), depresión del sistema cardiovascular, aumento de sudoración, presión arterial baja o latidos lentos o irregulares. También puede aparecer metahemoglobinemia (dificultad para respirar, mareo, fatiga, cansancio, debilidad).

– Tratamiento: en lo que se refiere a la clorhexidina es fundamentalmente sintomatológico.

Administrar oxígeno o instaurar respiración asistida, y para la depresión circulatoria administrar un vasoconstrictor y líquidos intravenosos. Tratamiento de la metahemoglobinemia: azul de metileno.

– Alergia a cualquiera de los componentes, [ALERGIA A ANESTESICOS LOCALES TIPO ESTER] como el PABA, los parabenos o la parafenilendiamina (un tinte para el pelo).- Niños menores de 6 años, debido a su especial sensibilidad a la toxicidad sistémica de la benzocaína, pudiendo producirse metahemoglobinemia.

– Intolerancia al PABA, los parabenos o la parafenilendiamina (un tinte para el pelo). Estos pacientes también pueden ser intolerantes a la benzocaína.

– Niños, ancianos, enfermos en fase aguda o debilitados: estos son más sensibles a la toxicidad sistémica de la benzocaína, pudiendo producirse metahemoglobinemia.

– Infección local en la zona de tratamiento: se altera el pH, con lo que disminuye el efecto anestésico local.

– Trauma severo de la mucosa: aumenta la absorción del anestésico.

– Empastes de los dientes incisivos: si la superficie del empaste o sus márgenes son rugosos, con la clorhexidina pueden adquirir una coloración permanente, necesitando ser restituidos por razones de estética.

– Periodontitis: la clorhexidina causa un aumento de los cálculos supragingivales.

– Se recomienda mantener una adecuada higiene bucal, con pasta de dientes especial antisarro, para reducir el acumulo de sarro y la coloración de los dientes ocasionada por la clorhexidina.

– Los comprimidos no deben masticarse ni tragarse, ya que su acción es totalmente local y sólo se pone de manifiesto su actividad, si el producto está en contacto directo con la zona afectada.

– Si los síntomas persisten más de 2 días o se agravan o si van acompañados de fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, consultar al médico lo antes posible.

No existen datos suficientes sobre la utilización de clorhexidina y benzocaína en mujeres embarazadas.

Clorhexidina: no se han descrito trastornos de la fertilidad, ni acciones fetotóxicas, ni toxicidad peri-post natal, en estudios realizados con animales de experimentación.

Benzocaína: No se han descrito problemas con benzocaína en el embarazo.

Se desconoce si la clorhexidina se excreta en la leche materna.

No se han descrito problemas con benzocaína en la lactancia.

Debido a su contenido en benzocaína no debe administrarse a niños menores de 6 años. Los niños son más sensibles a la toxicidad sistémica de la benzocaína, pudiendo producir metahemoglobinemia.

Dejar disolver lentamente en la boca; sin masticar ni tragar.

– En pacientes con periodonditis, la clorhexidina causa un aumento de los cálculos supragingivales.

Ver prospecto